EL INTERRUPTOR DE ENCENDIDO DEFECTUOSO DE GM COBRA LA VIDA A TRES JÓVENES TRAS ENCUBRIMIENTO

EL INTERRUPTOR DE ENCENDIDO DEFECTUOSO DE GM COBRA LA VIDA A TRES JÓVENES TRAS ENCUBRIMIENTO

August 31, 2017

Natasha Weigel, left, and Amy Rademaker were passengers in a Chevrolet Cobalt in 2006 driven by Megan Ungar-Kerns. They were on a highway in St. Croix, Wis. on Oct. 24, 2006 when the accident occurred killing Natasha and Amy. / Family photos, Detroit Free Press

Un viaje a Wal-Mart llegó a un trágico fin para tres jóvenes de Wisconsin en el otoño del 2006. Megan Ungar-Kerns, de 17 años, conducía un GM Chevy Cobalt 2005, con Natasha Weigel, de 18 años, y Amy Rademaker, de 15 años, a bordo. Mientras las amigas se dirigían a casa sobre una carretera rural, el interruptor de encendido del Chevy Cobalt dejo de funcionar inesperadamente, dejando al auto sin dirección asistida al volante, frenos, ni bolsas de aire. El vehículo golpeó contra un borde elevado y voló en el aire durante casi 40 pies antes de estrellarse contra un poste de teléfono y algunos árboles. Las bolsas de aire del vehículo jamás se desplegaron.

Amy sufrió 38 heridas y murió cinco horas después del accidente. Natasha entró en coma y murió 11 días más tarde. Megan sobrevivió, pero sufrió daño cerebral severo. En un instante, el curso de tres vidas jóvenes se descarriló. Mientras que los padres cuestionaron desesperadamente la razón por la cual la vida de sus hijas se trunco a tan corta edad, no existió un explicación clara.

Los investigadores detectaron una pista: el interruptor de encendido del Chevy Cobalt se encontró en el modulo de "Accesorio" y no de "Ejecutar". El significado exacto de esto, sin embargo, seguiría siendo un misterio hasta febrero del 2014, cuando GM emitió un retiro masivo de autos, el cual incluyó al Chevy Cobalt 2005, por su interruptor de encendido defectuoso. Las familias de las jóvenes entonces conectarían las claves para descubrir que GM fue el responsable de la tragedia que sufrieron sus hijas.

¿Pero qué sabían realmente la Gerente General Mary Barra y el resto de los ejecutivos de General Motors acerca de los 2,6 millones de interruptores de encendido defectuosos en sus autos, los cuales han cobrado la vida de al menos 100 personas, ocasionaron un masivo retiro de autos y dieron pie a la demanda por productos defectuosos mas grande en la historia de Estados Unidos? La versión oficial de GM admite incompetencia. Durante la controversia, Barra se ha escondido tras sus declaraciones que ignoraba la existencia de los defectos, sosteniendo que se enteró poco antes de que la compañía emitiera el retiro de autos en febrero del 2014.

Han surgido serias denuncias, afirmando que altos ejecutivos de GM no solo estaban enterados de los defectos en sus interruptores de encendido sino que también tomaron medidas deliberadas para ocultárselos al público. Los millones de interruptores de encendido defectuosos crean condiciones de manejo altamente peligrosas y en ocasiones letales, como los son vehículos paralizados y la desactivación de los dispositivos de las bolsas de aire, la dirección asistida al volante y los frenos. Los autos afectados incluyen el Chevrolet Cobalt, Chevrolet HHR, Saturn Ion, Saturn Sky, Pontiac G5 y el Pontiac Solstice.

Bob Hilliard, Socio Fundador de la firma legal Hilliard Muñoz Gonzales, LLP, quien actualmente es uno de tres abogados co-lideres en la litigación nacional contra GM y es principalmente responsable en representar a todas las victimas de lesiones y muertes, fue uno de los primeros abogados en Estados Unidos en enfrentar a GM después del retiro de autos. Junto con su equipo legal, Hilliard ha iniciado el proceso de llegar a la verdad sobre el encubrimiento de GM. El equipo actualmente toma las deposiciones de empleados y ex empleados de General Motors, incluyendo a la Gerente General Mary Barra y a otros ejecutivos de alto nivel.

Barra ha sido sujeta a fuertes críticas después de que documentos internos de GM salieran a la luz, indicando que altos ejecutivos de GM no sólo sabían de los interruptores de encendido defectuosos sino que también tomaron medidas para ocultárselos al público. Según Hilliard, "Esta será la primera vez que se obligará a los empleados de GM a responder preguntas difíciles bajo juramento sobre los detalles específicos de los documentos y sobre su rol en estas muertes y lesiones".

Según una carta pública escrita por Clarence Ditlow, del Centro para la Seguridad Automovilística, los documentos revelan que en el 2001, GM rechazó un diseño para su interruptor de encendido con altos dispositivos de seguridad, por considerarse muy caro. Este diseño, más costoso y seguro, es similar al interruptor de encendido que GM eventualmente instaló tras el retiro de autos.

"Este encubrimiento jamás iba a permanecer en secreto. Hasta que se obligue a los ejecutivos de GM a vestir en uniformes de prisión no se puede hablar de plena justicia para las miles de víctimas ", dijo Hilliard.

Lo que inició como una historia de incompetencia grave podría llegar a ser mucho peor.

El conocimiento de los defectos por parte de GM nos revela una cultura corporativa inhumana y ruin, la cual valora las ganancias corporativas muy por encima de la seguridad y el bienestar de sus clientes y sus familias. “Lo único que se interpone entre los individuos responsables y exponerlos es el tic tac del relojâ€, dijo Hilliard. “Se puede decir que esta serpiente es como Medusa, con muchas cabezas.†

ABOUT HMG Hilliard Munoz Gonzales LLP (HMG) specializes in mass torts, personal injury, product liability, commercial and business litigation, and wrongful death. The firm has won approximately $100,000,000 in settlements and verdicts for its clients. Hilliard Munoz Gonzales LLP has been successfully representing clients in the United States and Mexico since 1986.

HMG is actively seeking to represent other victims of GM's defective vehicles. Click here to learn more.

Hilliard Muñoz Gonzales L.L.P. Phone: (361) 882-1612 Fax: (361) 882-3015 Email: info@hmglawfirm.com

the timing of your case is vital